volver

LO ASEGURA UNA UNIVERSIDAD DE CANADÁ
Bailar el tango hace bien al corazón y mejora la motricidad

El estudio se efectuó entre personas de 68 a 91 años. Se comprobó, además, una mayor coordinación y mejoras en el equilibrio.

Ya no es una cuestión coyuntural propia de la moda o una frase característica de la porteñidad que desde pasión repiten sus disciplinados cultores. El tango hace bien a la salud y lo afirma la ciencia, luego de un estudio que llevó a cabo la Universidad McGill de Montreal, Canadá.

Es que bajo la dirección de la doctora Patrica McKinley se realizó un test a 30 personas de entre 68 y 91 años, y se comprobó que la danza característica de los argentinos tiene propiedades terapéuticas. A punto tal que el estudio pudo demostrar que durante los acordes de un buen tema ejecutado por la orquesta de Osvaldo Pugliese o el Sexteto Mayor —apenas ejemplos citados por una cuestión de gustos— se accionan mecanismos fisiológicos que ayudan a prevenir enfermedades cardíacas y a mejorar la motricidad.

El objetivo de los profesionales del centro de estudios canadiense fue ver qué sucede con personas de la tercera y cuarta edad al recibir la estimulación que propone una danza enérgica y sensual como el tango.

La elección del género musical no fue casual. Un trabajo de investigación realizado a fines del año pasado por la Sociedad Internacional de Cardiología reveló que bailar tango, salsa o merengue ayuda a disminuir la presión arterial y a prevenir la aparición de enfermedades cardíacas. Al cabo, los resultados fueron similares a los obtenidos por los profesionales argentinos de la Fundación Favaloro, conducidos por el médico y ex arquero profesional de fútbol Roberto Peidró, que en 1999 realizaron un relevamiento sobre 10 parejas de 50 años y demostraron que bailar el tango tiene valores similares a los que se recomiendan a pacientes para prevenir enfermedades cardíacas.

"Cualquier movimiento con música estimula el cerebro. El hecho de coordinar brazos o piernas con un ritmo musical es muy estimulante ya que propone un esfuerzo integral", explica la psicogeriatra Haydeé Andrés, profesora de Salud Mental de la Facultad de Medicina.

Como no es lo mismo caminar que correr, tampoco es igual bailar un tango que un vals. Entonces, a tanguear, que además de placer da salud.

Nota de prensa: Diario la Nación de Argentina
http://www.larazon.com.ar/diario_lr/2005/12/07/2-1103591.htm

 

2007 1º Congreso Internacional de Tangoterapia. Todos los derechos reservados.